Fundamentos de Alimentación, Dietética y Dietoterapia

Con el programa de «Fundamentos de Alimentación, Dietética  y Dietoterapia» se pretende recoger la máxima información actualizada respecto al tratamiento dietético.

El incremento de la calidad de vida de nuestra sociedad ha generado un mayor interés y preocupación por la alimentación tanto a nivel personal como profesional. Para poder tener una visión completa del campo de la nutrición y la alimentación es necesario partir de una sólida formación inicial.

Nuestro sistema de salud se fundamenta en la curación, dejando en segundo plano a la prevención. Pero es necesario destacar que en términos económicos unos adecuados programas de prevención nos ayudarían a reducir el gasto actual de Sanidad, focalizado en su gran mayoría hacia los tratamientos paliativos o curativos. Es por esto que con la ayuda de la nutrición es posible reducir los gastos y prevenir la prevalencia de enfermedades así como mejorar la calidad de vida.

Con el programa de Fundamentos de Alimentación, Dietética y Dietoterapia se pretende recoger la máxima información actualizada respecto al tratamiento dietético de las enfermedades más estrechamente relacionadas con la alimentación, así como la evaluación nutricional de la alimentación actual.

Qué debes comer: las cinco cualidades de los buenos alimentos.

Somos lo que comemos. Quien desee hacer algo por su salud desde el nivel preventivo tiene que cuidar su alimentación. Una alimentación inadecuada sobrecarga el metabolismo y nos coloca en situación de riesgo. Por consiguiente, una alimentación sana y equilibrada constituye la mejor medida para conservar la salud. Tal vez se trate de la medicina preventiva más eficiente.

Una alimentación saludable tiene que reunir las siguientes cinco características:

  • Ha de ser completa, debiendo aportar todos los nutrientes (proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas, minerales y agua) que el organismo precisa para funcionar correctamente.
  • Ha de ser equilibrada, de tal manera que los distintos nutrientes deben repartirse guardando una proporción correcta entre sí y adaptada a las necesidades y condiciones de cada persona. Esta dieta debe incluir, en personas sanas, beber entre 1,5 y 2 litros de líquido al día.
  • Ha de ser suficiente, sin excesos y déficits, a fin de mantener un peso dentro de los parámetros de la normalidad y, en el caso de los niños, garantizar un crecimiento proporcional.
  • Ha de ser individualizada, es decir, adecuada al sexo, la edad y la constitución de la persona, así como a la actividad física que desarrolla y a su estado de salud.
  • Ha de ser variada, incluyendo alimentos de cada uno de los distintos grupo (frutas, verduras y hortalizas, legumbres, cereales, huevos, carnes y pescados), con el objeto de garantizar la ingesta de los nutrientes necesarios y evitar caer en la monotonía. Y es que alimentarse de forma saludable y equilibrada no ha de estar reñido con el placer de comer.

Igualmente, los buenos alimentos han de poseer cinco cualidades fundamentales. Dichos alimentos han de ser:

  • Naturales, es decir, no procesados por la industria, como desafortunadamente son la mayoría de productos que encontramos en los supermercados.

  • Biodiversos, a fin de no reducir las virtudes saludables de la alimentación y asegurar la presencia de todos los nutrientes básicos.

  • Biológicos, o lo que es lo mismo, sin aditivos, colorantes, pesticidas o conservantes y, en consecuencia, respetuosos también con el medio ambiente. En el caso de la carne, habrá de proceder de animales alimentados de hierba, no de piensos, y que no hayan sido medicados con antibióticos, ya que dichos medicamentos destruyen nuestra flora intestinal. Además, muchas veces, la carne y la leche contienen hormonas del crecimiento, que pueden llegar a ser cancerígenas.

  • Estacionales, esto es, de la época del año correspondiente, lo cual obedece a una lógica incontestable. Por ejemplo, en otoño es conveniente consumir setas, que son propias de dicha estación y cuyas propiedades beneficiosas sobre el sistema inmunitario son más necesarias que nunca ante la irrupción del invierno. O consumir frutas en verano, por su gran aporte en ague y antioxidantes, que nos protegen de la acción oxidante del sol y de la deshidratación.

  • De proximidad, o lo que es lo mismo, productos locales, no ajenos a nuestro hábitat inmediato, eso que hoy se denomina alimentos “de kilómetro cero”. Más allá de las modas, el kilómetro cero tiene dos razones de ser. En primer lugar, la zona donde vivimos nos provee de todo aquello que necesitamos en cada estación del año. Y, en segundo lugar, se palía el coste ambiental, la llamada huella ecológica, que acarrea el transporte de alimentos desde otras zonas del planeta, al tiempo que se fomentan las economías locales.

Fuente: Montserrat Noguera Fusellas y Padma Solanas Noguera 

La Vitamina D

La Vitamina D

La vitamina D es una de las vitaminas imprescindibles para la formación y mantenimiento normal de los huesos y de los dientes y para la absorción de calcio y fósforo a nivel intestinal, ya que ésta se convierte en sustancias que intervienen en su metabolismo, estimulando así su proceso de absorción.

Dieta en diverticulosis

Dieta en diverticulosis

La DIVERTICULOSIS es la presencia de divertículos en el intestino grueso, son protuberancias o saquitos que se producen por un aumento en la presión interna de la pared del colon, provocando que las capas internas se hernien. Con una dieta pobre en fibra hay más probabilidad de tener estreñimiento y ello conlleva que para realizar las deposiciones se haga más esfuerzo, aumentando así la presión en el colon …

Meriendas saludables para niños y adultos

Meriendas saludables para niños y adultos

Aprovecho esta magnífica receta para recordar la merienda por excelencia para nuestros niños, el bocata de toda la vida, con pan pan (no de molde).Y como los mayores, tenemos que dar ejemplo, y que nos vean tomar SNACKS SALUDABLES, aquí van unas cuantas ideas para tomar a media mañana o media tarde, y aguantar perfectamente hasta la hora de la cena.